Qué hacer si tienes el agua de la piscina turbia

 

El agua de la piscina al contener materia y/o sólidos suspendidos en el agua hace que aparezca la turbidez. La mayoría se debe a la presencia de residuos orgánicos no vivos como piel muerta, sudor, saliva e incluso lociones y protectores solares.

 

Las causas del agua turbia pueden deberse a varios factores:

  • Sobrecarga de bañistas.
  • Filtración deficiente.
  • Falta de desinfectante.
  • Balance químico incorrecto.
  • Formación inicial de algas.

 

En centros de SPA, el agua se puede volver más turbia debido a que el agua está climatizada y hay más facilidad de que contenga deshechos de la piel en ella.

Para poder mitigar el agua turbia, los productos químicos coagulantes pueden ser una solución.

  • Los coagulantes aglutinan las partículas sin depositarlas en el fondo del vaso y son retenidas por el filtro. No se ha de pasar el limpiafondos, con el consiguiente ahorro de agua, desinfección, energía y tiempo.
  • Estos productos químicos, forman particulares menores y menos pesadas que flotan y se van al filtro. Tienen la ventaja de arrastrar polen, aceites, grasas, entre otras materias de la superficie del agua y de todo el volumen de la piscina generando un agua brillante y cristalina.
  • Los coagulantes enzimáticos, con una acción más potenciada, son proteínas que entre otras funciones degradan la materia orgánica haciendo que las particulas que provocan la turbidez desaparezcan sin precipitar en el fondo del vaso ni colmatar el filtro.

Suscríbete a la newsletter

Entérate de nuestras novedades

2019-2022 © Marketing BEHQ S.L.U

Enlace a este lugar
Escanea para ver en el móvil
Compartir en redes