Utilizar químicos especiales para la electrólisis salina

 

Los equipos de electrólisis salina generan el desinfectante que anteriormente se obtenía a través de añadir un producto químico al agua. El desinfectante es clave para obtener un agua salubre, pero no suficiente en la mayoría de casos para mantener el agua cristalina y libre de las algas más resistentes. Por tanto, la recomendación de usar abrillantadores, alguicidas, reguladores de alcalinidad y pH, etc, es válida y necesaria. Eso sí, a ser posible los químicos deben ser formulados especialmente para no dañar y mejorar el rendimiento de estos equipos.

Se ha de tener muy presente que los equipos de electrocloración requieren de unas condiciones de trabajo específicas y de un mantenimiento regular. En concreto,  la célula electrolítica, o ‘corazón’ del equipo por hacer un símil con el cuerpo humano, es el lugar donde se genera el ácido hipocloroso y requiere que su superficie esté lo más limpia posible. Esta célula se va desgastando por su uso normal, pero envejece a mayor velocidad si el agua no está equilibrada, aparecen incrustaciones que hacen reducir la superficie útil o tienen metales pesados adheridos que modifican electroquímicamente la superficie de la célula.

 

BEHQ, continuando con la filosofía de innovación y de búsqueda de soluciones profesionales, desarrolla desde hace unos años una línea especial de químicos para electrólisis salina que dan respuesta a las problemáticas que sufren estos equipos. Estos productos destacan por las siguientes características:

− Alargan la vida útil del equipo.

− Facilitan el mantenimiento.

− Aumentan y mejoran el rendimiento.

− Son saludables y respetuosos.

De entre todos ellos, y fruto tanto del trabajo de I+D de la compañía como de la colaboración con sus clientes, destaca especialmente para la electrólisis salina el producto PM-695 Save Cell. Con este producto la célula produce mejor y durante más tiempo del previsto por los fabricantes. Además de generar un ahorro de una gran cantidad de dinero alargando la vida útil de la célula, el mantenimiento del agua y equipo de sal es mucho más sencillo y se podrá disfrutar durante más tiempo de la piscina sin sobresaltos.

 

Asimismo, la firma BEHQ dispone de una gama especial de químicos para electrólisis salina, entre los que destacan Algiklean, Celnet, Cleanpool Tab, Goldenflok, Phos-Out 3XL o Iverliner.

 

Por último y muy importante, con la electrólisis salina es imprescindible tener el agua equilibrada con un pH (7,0-7,2) y una alcalinidad bien regulada (100 ppm), y para ello BEHQ dispone también de productos específicos.

Suscríbete a la newsletter

Entérate de nuestras novedades

2019-2022 © Marketing BEHQ S.L.U

Enlace a este lugar
Escanea para ver en el móvil
Compartir en redes